Sobre
el pisco

El pisco es el destilado preferido de los chilenos. Se elabora exclusivamente en las regiones de Atacama (Valles del Huasco y de Copiapó) y Coquimbo (Valles del Elqui, Limarí y Choapa), en el norte de Chile.

La base de todos los piscos chilenos está constituida por vinos elaborados con uvas de las 7 cepas moscatel presentes en el norte de nuestro país, además de las variedades torontel y Pedro Jiménez. Dichos vinos se someten a un proceso de destilación en alambiques de cobre para dar origen a alcoholes muy puros y de alta graduación.
Dependiendo de su estilo, los piscos entregan una tremenda variedad de aromas y sabores. Así, cuando el alcohol de base se guarda en barricas de roble, obtiene tonos tostados y una expresión de especias y frutos secos. Pero también hay alcoholes sin contacto con la madera. Entonces, el pisco es transparente y expresa las características aromáticas de las uvas con matices cítricos, florales y de pasto seco. Ambos tipos pueden lograr las más altas calidades en Chile.
Clasificación del pisco

La clasificación de los piscos se basa en su contenido de alcohol por volumen. Esto se alcanza rebajando con aguas muy puras el alcohol de alta graduación que resulta de la destilación.

PISCO
TRADICIONAL

PISCO
ESPECIAL

PISCO
RESERVADO

GRAN
PISCO

Pisco Style

TRANSPARENTE

Pisco que no pasa por reposos en madera y solamente marcará los caracteres de la uva de la cual procede.

GUARDA

Pisco que pasa por madera activa por un periodo inferior a un año.

ENVEJECIDO

Pisco que pasa por madera activa por un periodo superior a un año.

ARTESANALES

Piscos que heredan un método de elaboración de generación en generación.

Denominación

de Origen

En 1931, el presidente Carlos Ibáñez del Campo estableció una normativa que distingue el pisco de los demás destilados producidos por entonces en nuestro país.

Es así como el 15 de mayo de 1931 se crea la primera Denominación de Origen de Chile y de América. En ella se estipula que la palabra “pisco” se usará únicamente para denominar los destilados provenientes de cinco valles: Copiapó y Huasco, en la Región de Atacama, y Elqui, Limarí y Choapa en la Región de Coquimbo.

Estos valles poseen tres características primordiales. Primero, más de 300 días de sol al año. Luego, las aguas de las cuencas del Norte Chico, que riegan los suelos rocosos y secos, desarrollando aromas únicos en la parra de uvas pisqueras. Y por último, un gran contraste de temperatura entre el día y la noche, la cual genera una mayor acumulación aromática en los frutos.

La Denominación de Origen del Pisco Chileno delimita el cultivo de uvas y la producción de nuestro noble destilado a zonas de singular belleza y de condiciones que no se repiten en el resto del mundo. Todo ello hace que cada copa de pisco o de trago preparado con él, se convierta en una experiencia única.

 

Historia
del pisco
El origen del pisco chileno se remonta a la época de la conquista española, evolucionando a lo que es hoy el destilado más simbólico de nuestro país y su historia.

1549

Se plantan los primeros viñedos en el Valle del Elqui, facilitado por las características únicas de la tierra, el agua y el clima de la zona.

1492

Con la llegada de Pedro de Valdivia y la comitiva española a nuestras tierras, llega también la cultura de la vid y el vino.

1880

Se formaliza la existencia del pisco como destilado con el nacimiento de las primeras etiquetas, “Pisco G” y “Pisco Italia”.

1931

Se delimita la ley de Denominación de Origen en Chile -la primera de América-, que establece las zonas de producción pisquera nacional.

1933

Nace la Cooperativa de Control Pisquero, la más antigua de nuestro país, creada por agricultores; trabajadores de las destilerías del Valle del Elqui

2005

La Cooperativa de Control Pisquero y Pisconor S.A. se fusionan, formando lo que hoy en día es la Compañía Pisquera de Chile S.A., líder en el rubro.
Previous slide
Next slide
Proceso productivo
del pisco

La producción del pisco es un proceso artesanal y cuidadoso que se origina en las uvas seleccionadas, las cuales son fermentadas y luego destiladas. Este destilado, de renombrada calidad, se caracteriza por su pureza y sabor únicos, resultado de una tradición que se remonta a siglos atrás.

Vendimia

Desde febrero a mayo se realiza la vendimia en los extensos viñedos de las regiones de Atacama y Coquimbo. Las uvas de las cepas moscatel, torontel y Pedro Jiménez se recogen a mano o a máquina y se llevan a la bodega.
Prensado y

maceración

En la bodega se seleccionan, trituran y prensan las uvas para obtener su jugo. Este se deposita en estanques de acero inoxidable para su decantación (separación de los resiuos sólidos del líquido) y posterior fermentación.

Fermentación

Una vez separado de los residuos, al jugo se le agregan levaduras seleccionadas para iniciar la fermentación de manera controlada. Este proceso ocurre a temperaturas más bien bajas a fin de preservar los aromas y sabores distintivos de las uvas para que luego entreguen un alcohol de gran calidad.

Destilación

La destilación es el proceso que caracteriza al pisco. Para ello, se vierte el vino en un caldero de cobre donde se calienta lentamente hasta alcanzar los 78º C, temperatura en la cual el alcohol empieza a evaporar y a separarse del resto de los componentes del vino. El vapor del alcohol se condensa (por enfriamiento), y se torna líquido. Durante el proceso se van generando diferentes componentes aromáticos que caracterizan al pisco.

Guarda y

embotellado

Antes de su embotellación, y para darle su toque característico, el alcohol obtenido mediante la destilación reposa por un mínimo de 60 días. El resultado final entrega diversos piscos de composición única.


Cada variedad creada por Compañía Pisquera de Chile S.A. se define según su tiempo de guarda y, dependiendo del producto, esta será en barricas de roble o toneles de acero inoxidable de alta tecnología. Ello le brinda a cada marca características únicas y distintivas.

Previous slide
Next slide